Cómo tomar las flores de Bach

A continuación te explicamos las diferentes maneras de tomar las flores de Bach, así como información acerca de su dosificación, cuándo tomar las gotas y qué pasará después.

Formas de tomar las flores

Existen diferentes formas de tomar las flores de Bach, siendo los métodos más recomendados la toma de las gotas de un frasco de mezcla o el método del vaso de agua.

1. Del frasco de mezcla

Este método es aconsejable para los tratamientos a largo plazo.

Es la forma más habitual de tomar las flores de Bach y consiste en tomar las gotas desde un frasco que contiene una mezcla personalizada de esencias diluidas en agua. En nuestra sección de preparación puedes  informarte de cómo se hacen.

Dosis: Tomar 4 gotas 4 veces al día, debajo de la lengua*. En caso de que el paciente no pueda ingerir el remedio, aplicar unas gotas en los labios o la frente.
*A los bebés se les puede aplicar las gotas sobre las muñecas o echarlas en su agua de baño y a los niños pequeños se les pueden añadir las gotas a su bebida.

2. Del vaso de agua

Este método es aconsejable para tratar los estados negativos temporales.

Dosis: echar de 1 a 3 gotas de las esencias elegidas en un vaso de agua mineral. Mantener tapado y beber a sorbos a lo largo de día (para el remedio de rescate se echarán 4 gotas). Diariamente se preparará un vaso de mezcla nuevo, hasta que el estado de ánimo negativo haya desaparecido.

3. Del frasco de concentrado

Este método sólo debería usarse si se trata de una urgencia y no hay ningún líquido disponible, ya que las flores de Bach necesitan diluirse en un líquido para tener un efecto más permanente. La dosis a tomar son 2 gotas debajo de la lengua, las veces que hagan falta.

4. En el agua del baño

Este método sólo se debería usar como tratamiento complementario a la administración oral de las esencias florales. Echar 5 gotas de cada esencia elegida en una bañera con agua tibia, sumergir el cuerpo durante varios minutos y secarse a toquecitos (sin frotar).

Al seguir un tratamiento con flores de Bach, tenemos que tener claro que este sistema no se rige por el “mayor cantidad, mayor eficacia”. Para que las esencias o sus mezclas hagan el efecto deseado lo más importante es ser constante y tomar las dosis indicadas.

¿Cuándo tomar la mezcla de flores de Bach?

cómo tomar Aunque no hay horas fijadas, las tomas del frasco de mezcla se deben distribuir a lo largo del día para que el tratamiento resulte efectivo. Lo más habitual es hacer una toma nada más levantarse, otra al medio día, otra por la tarde y la última antes de dormir. Si nos olvidamos de alguna toma, es inútil compensarla duplicando la siguiente dosis.

Es recomendable tomar las flores de Bach por lo menos 20 minutos antes o después de comer, tomar medicamentos o lavarse los dientes, y mantenerlas unos  segundos en la boca antes de tragar.

Al empezar un tratamiento nuevo, puede ocurrir que tengamos la sensación de que necesitamos tomar la dosis con más frecuencia. En estos casos escucha a tu cuerpo y haz las tomas con más frecuencia, esto se regulará con el tiempo.

¿Qué pasa luego?

Dependiendo de cada persona y su situación, el tratamiento puede tardar más o menos tiempo en actuar: generalmente es cuestión de horas o pocos días en los casos agudos, mientras que los estados crónicos precisarán algunas semanas o incluso meses. Si después de cierto tiempo no notamos ninguna mejoría, por mínima que sea, puede deberse a que no hemos elegido bien las flores para nuestro tratamiento.

La duración del tratamiento también varía entre unos pacientes y otros, pero sobre todo depende de la cantidad de tiempo que el estado negativo lleva desarrollándose.  Así, para los estados agudos será suficiente con uno o varios días, mientras que el tratamiento de los estados crónicos generalmente suele durar desde algunos meses a un año y medio.

En algunos casos de estados crónicos, al empezar a tomar las flores de Bach, hay un corto periodo de tiempo en el que parece que los síntomas empeoran (también llamado reacción primaria). Si esto ocurre no hay que interrumpir el tratamiento, ya que sólo durará unos días, además de ser una señal de que hemos elegido las flores adecuadas.

No hay ninguna fecha concreta para dejar de tomar las gotas de nuestro tratamiento. Seremos nosotros mismos los que notaremos cuando los estados negativos se han armonizado y suele ocurrir que dejamos de sentir la necesidad de tomar las flores de Bach o se nos empieza a olvidar tomar las gotas.

 

Para saber las recomendaciones de administración del remedio de Rescate visita nuestra sección de Rescue remedy.

Si todavía no has elegido qué flores de Bach son las más adecuadas para ti personalmente, quizás te interese visitar nuestra sección de las 38 flores o qué flor tomar.

En caso de querer adquirir las flores de Bach pero no saber dónde, visita nuestra sección de Dónde comprar.