Qué flores de Bach tomar

Share on Facebook111Share on Google+8Tweet about this on Twitter

Mediante la toma de las esencias, las flores de Bach nos ayudan a encontrar el equilibrio emocional que habíamos perdido. Cada una de las 38 flores de Bach está indicada para tratar un estado emocional negativo distinto, y depende de su correcta elección que el tratamiento resulte efectivo.

Para seleccionar las flores de Bach que vamos a tomar tenemos dos opciones:

  • Acudir a un terapeuta floral para que nos ayude en el proceso de selección.
  • Elegir nosotros mismos las flores que más se adapten a nuestras necesidades.

Por norma general, no hay ningún inconveniente en que elijamos las esencias florales personalmente. Aunque en los casos de estados emocionales crónicos (es decir, que existen desde hace mucho tiempo) es aconsejable acudir a un terapeuta floral para que nos ayude a encontrar el origen de este desequilibrio.

Cómo elegir las flores de Bach personalmente

Para elegir correctamente las esencias para nuestro tratamiento, tenemos que tener claro cuál es el estado anímico negativo que predomina en ese momento y sólo trataremos una situación problemática a la vez. Cuando haya mejorado y preparemos una mezcla nueva, trataremos el síntoma negativo que predomine entonces.

En caso de haber elegido mal alguna de las flores para tu tratamiento, ésta no tendrá ningún efecto sobre el problema que intentas tratar, ni positiva ni negativamente.

Proceso para la elección:

  1. Leer detenidamente las características de cada una de las 38 flores e ir apuntando las que se ajusten a nuestro estado anímico negativo actual. Analiza el problema que te aflige, mirando más allá de la superficie e intentando averiguar su origen.
  1. Si has seleccionado más de 7 esencias, vuelve a leer las características de cada una, para descartar las flores menos adecuadas para nuestra situación actual.

Qué hacer después:

Qué flor tomar

  1. Prepara tu mezcla de flores de Bach siguiendo las indicaciones de nuestra sección de Preparación.
  1. Toma regularmente las gotas de tu frasco de dilución, según las indicaciones de nuestra sección de Cómo tomarlas.
  1. Cada vez que se te acabe la mezcla pregúntate que estado negativo predomina en ese momento, y escoge las flores de Bach acorde con esas nuevas necesidades. Esto ocurre con bastante frecuencia, ya que al ir armonizándose algunos estados negativos, van apareciendo otros.
  1. Si no has notado mejoras después de algunas semanas tomando tu mezcla de esencias personalizada, tendrás que considerar la posibilidad de no haber elegido las flores adecuadas. Si es así, tendrás que volver a empezar y repasar las características de cada flor.

 

Recuerda que si todavía no dispones de las esencias florales y no sabes dónde adquirirlas, nuestra sección de Dónde comprar puede ayudarte.

La elección de flores de Bach a ciegas

Este método de elección consiste en escoger un frasco de flores de Bach de manera espontánea. Este procedimiento para la elección de las esencias, puede dar buenos resultados en niños hasta los 9 años, pero no resulta muy efectivo en adultos.

Si se quiere utilizar este método, se puede hacer de manera complementaria al diagnóstico tradicional, tanto si es personal como realizado por un terapeuta, pero nunca debería sustituirlo.